El depósito estará integrado en el paisaje con la creación de una zona lúdica y de descanso de 12.008 m²: un espacio abierto y adaptado a personas con movilidad reducida.

El parque contará con una plaza central con zona de gradas que serán la cubierta del depósito.

La construcción del parque prevé la plantación de un centenar de árboles y se mantendrá el número de  algarrobos existentes.